Familias: AMPA

Print
There are no translations available.

En estos últimos tiempos la situación originada en las familias, en relación con la vida escolar de sus hijos, dada la necesidad del trabajo de ambos cónyuges fuera del hogar, ha impelido a éstas, con el fin de salvar  la integración familiar con el entorno educativo, a buscar aquellos colegios que cumplan la doble exigencia: a) de ofrecer la opción de mixtos, donde convivan todos sus hijos(as), y b) ofrezcan, al mismo tiempo, el currículo completo de los distintos niveles educativos.

Necesidad familiar que nos ha empujado, muy seriamente, a embarcarnos, a pesar de su elevado coste, en la puesta al día del Colegio MIRASOL. Eso sí, evitando una de las causas de los males de la Enseñanza actual, la masificación de los colegios.

Por eso, el nuevo colegio que presentamos, tanto a las familias, que nos han conocido a lo largo de los 39 años que llevamos en Mirasierra,  como a las nuevas, que llamen a nuestra puerta por primera vez, además de responder a esas dos necesidades, antes reseñadas, tendrá muy en cuenta estas otras ofertas: 1ª)  en el orden constructivo,  la separación física de la etapa educativa de Infantil  de las de Primaria y Secundaria, por lo que tendrán entradas por calles diferentes. Y 2ª) en el orden educativo, evitar la masificación de estas últimas etapas –Primaria, Secundaria-admitiendo un solo grupo de alumnos por nivel.

Pero nuestro trabajo no obtendrá toda su eficacia sin la estrecha cooperación de las familias con el Centro, sintiéndose parte esencial de este “soporte humano educativo”, como principales agentes de la educación de sus hijos. El colegio sólo se ofrece como coadyuvador subsidiario, aunque necesario, de la educación de niños y jóvenes.